3691142031013434
 

¿Cómo saber cuál es mi ojo dominante?


Así como desarrollamos más habilidades con una mano que con la otra y llegamos a ser zurdos o diestros, con los ojos pasa lo mismo. Durante los primeros años de vida ensayamos ambos lados del cuerpo, y a partir de esa edad, nuestro cerebro determina el ojo por el que tiene predilección, denominado ojo dominante. A continuación te contamos qué es y por qué puede ser útil saber cuál es tu ojo dominante.


Ojo dominante:¿ qué es ?

El ojo dominante es aquel utilizado por el cerebro para fijar la vista. Tiene una mayor agudeza visual y transmite con mayor precisión la información sobre distancias y ubicación de los objetos al cerebro. Los dos ojos funcionan bien y tienen una precisión visual relativamente igual, pero simplemente uno de los ojos es el principal o el preferido.


Es posible que pienses que si eres diestro tu ojo dominante será el derecho, y viceversa, pero esto no siempre se cumple. Aunque estas características pueden estar asociadas, no están directamente relacionadas, ya que es imposible predecir cuál va a ser el ojo dominante de una persona basándose en si es zurda o diestra.

Sin embargo, las estadísticas realizadas indican que sí hay una preponderancia del ojo derecho como ojo dominante. Las personas diestras representan el 90% de la población, de las cuales, un 67% aproximadamente, tienen el ojo derecho como dominante.


Descubre cuál es el tuyo con esta sencilla prueba


  1. Manteniendo una postura relajada y el cuerpo y cabeza orientados hacia un objeto a unos 4 metros de distancia, centra la mirada en dicho objeto.

  2. Extiende ambos brazos y crea un triángulo con los pulgares y los índices de la mano.

  3. Centra el objeto en esta apertura con ambos ojos abiertos.

  4. Sin moverte, cierra el ojo izquierdo y mira al objeto.

  5. Repítelo con el ojo derecho.

  6. El ojo con el que el objeto permanece centrado o parcialmente enmarcado dentro del triángulo, es tu ojo dominante.

¿Para qué sirve saber cuál es el ojo dominante?

Tu cerebro está programado para favorecer tu ojo dominante. En otras palabras, tu cerebro utiliza el ojo dominante para obtener información más precisa sobre la imagen y la posición, lo que es especialmente útil en actividades que requieran cierta puntería. Saber cuál es tu ojo dominante te puede ayudar a rendir mejor en actividades profesionales, deportivas o recreativas.


¿Es posible no tener un ojo dominante?

Sí, aunque es muy poco frecuente.

Algunas personas tienen una dominancia muy clara y definida entre ambos ojos, mientras que otras la tienen menos. Si al realizar una prueba de ojo dominante, no hay una diferencia muy evidente o un alto grado de dominancia entre ambos ojos, lo más probable es que la persona tenga lo que se conoce como una dominancia ocular mixta, o alternante.

Al igual que existen ambidiestros (personas que no son ni zurdas ni diestras), un 17% de la población tienen una dominancia ocular mixta, y utilizan uno de los ojos como dominante para ciertas actividades, y el otro para otras.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo